EL SILENCIO DE LAS FLORES - LIBROS DE SEDA


Eva Mayro / Reseña: El silencio de las flores

"El silencio de las flores", de Judit Fernández. Editorial Libros de Seda.


¿Cómo puede un amor resurgir de las cenizas? ¿Cómo pueden las ascuas del fuego volverse, otra vez, candentes? ¿Como es posible que vuelva a amar un amor resquebrajado? Maldito amor, cómo nos atrapa en su cálida tela de araña.


El libro tiene un total de trescientas veinte páginas. La edición es muy bonita. Tiene una maquetación hecha con un gusto exquisito, un tamaño y fuente ideal para la lectura, pequeños detalles que hacen al libro demasiado cute y una lista con plantas y su significado para que cualquier lector pueda regalar el mejor ramo.


En cuanto a la narración, es buena, hace que entre de golpe en la campiña, en el Londres de 1863, en sus famosas fiestas y convenciones sociales, en la flor y la nata, en la sociedad, en las vestimentas, en los valores de sus gentes, en sus jardines. Esos, tan idealizados, en los que siempre surge algún encuentro feraz, bajo la discreción de la noche.


Los protagonistas de esta novela son, sin lugar a dudas, Eleanor y Aiden. Él, Duque de Cloverfield. Ella, rica heredera tras la muerte de su padre. Junto a su tía Francis, la joven visita el ducado, frecuenta la casa de campo y tiene (tranquilidad, no hago spoiler) un encuentro de lo más inesperado con el oscuro y atractivo duque, aquel que sobrevive con un corazón completamente resquebrajado, aplastado, hecho pedazos tras la infidelidad imperdonable de su anterior mujer. Una sombra que le atormenta con insistencia. Si a esto le añadimos un hijo bastardo, resultado de la infidelidad de la que era su mujer, me atrevo a decir que la autora ha puesto desde el primer capítulo la guinda en el pastel.


Todo esto sucede a un ritmo vertiginoso. Así, como el amor entre el duque y Eleanor, la terca joven que huía de los compromisos con los hombres después de que su padre falleciese, y su madre enfermara de Tisis.


Tengo que decir, que me ha sorprendido lo bien que Judit Fernández ha ambientado la novela. Y que mi único "pero" es que, en ocasiones, los diálogos han podido parecerme, quizá, poco fluidos. Pero nada, un grano de azúcar comparado con un terrón. Porque la historia de Eleanor y Aiden es preciosa, graciosa, entretenida. Sorprenden los giros de la trama y la autora se las ingenia para mantener al lector pegado a las páginas, generando intriga capítulo tras capítulo.




EL SILENCIO DE LAS FLORES

Una promesa. Un objetivo. Un mes para conquistar un corazón indomable.


LIBROS DE SEDA

JUDIT FERNÁNDEZ